Los Edificios que Guadalajara Extraña

LOS EDIFICIOS QUE GUADALAJARA EXTRAÑA

Guadalajara es una ciudad bella, en mi opinión. Sus avenidas arboladas como Lázaro Cárdenas y Av. Chapultepec, colonias como Lafayette, Americana y Chapalita, y poblados cercanos como Tlaquepaque y Tonalá, la hacen una ciudad digna de recorrerse, a pesar del eventual caos de crecimiento, sus parques en mal estado, y la falta de mantenimiento de su mobiliario público. Podríamos debatir días y meses sobre estos temas. Lo que es innegable, es que a pesar de que las ciudades deben evolucionar para sobrevivir, hay algunas cosas que definitivamente, antes eran mejores. En este caso, hablaré de los 10 edificios que más deben dolerle a Guadalajara haber perdido. Estos edificios no eran cualquier cosa; fueron en su tiempo, mayormente logros arquitectónicos y estéticos, hitos culturales o urbanos, que con o sin intención de hacerlo adornaron sus calles y esquinas. Hoy, solamente las fotografías, y algunos recuerdos de tapatíos más viejos quedan. Las generaciones recientes debemos tomar conciencia de su existencia, no para revivirlos ni llorar su ausencia, sino para aprender de las lecciones del pasado, donde no todo el progreso es avance.

1. Penitenciaría de Escobedo (1845-1933)

Penitenciaría de Escobedo (1845-1933, Foto: H.W. Jackson; color: RevisionesGDL.com)

Penitenciaría de Escobedo (1845-1933, Foto: H.W. Jackson; color: RevisionesGDL.com)

El remate de Av. Juárez al poniente de la ciudad, fue durante 88 años, el extenso edificio neoclásico que ocupó la Penitenciaría de Escobedo. Ocupaba unas 8 manzanas entre lo que hoy es Enrique Díaz de León (antes Tolsa), Puebla, López Cotilla y Pedro Moreno. Parte de lo que hoy es el Parque de la Revolución, eran los jardines que enmarcaban el ingreso al edificio, que destacaba por su fachada enmarcada por un pórtico de proporciones clásicas, con aplicaciones “modernas” como el reloj instalado en el friso. En 1911 comenzó a dividirse el predio original de la prisión. El edificio principal estorbaba en los planes de expansión de la ciudad al poniente. Por lo que se decidió reubicar la penal hacia el oriente de la ciudad. En 1932, se inauguró la nueva Penal de Oblatos, a la cual se trasladaron los prisioneros. Finalmente en 1933 se demolió por completo el edificio, para dar paso al parque, diseño de Barragán y Garibi, que se inauguró en 1935.

2. Las Fábricas de Francia (1889-1948)

El edificio afrancesado de Las Fábricas de Francia (a a la derecha) en los años 1920's.

El edificio afrancesado de Las Fábricas de Francia (a a la derecha) en los años 1920’s.

El negocio de comercio de artículos franceses de lujo de los Sres. Fortoul, Chapuy y Bec, se remonta hasta 1876. Entonces, “Las Fábricas de Francia” operaban en una vivienda neoclásica típica del centro tapatío. Para 1898, gracias al éxito de sus negocios, se decidió remodelar y ampliar dicha finca, convirtiéndola en un verdadero palacio al más puro estilo parisino de la época, con su fachada al estilo Beaux-Arts, con ornamentaciones de excelente hechura, gracias a los artesanos traídos de Europa. Para entonces, el almacén era el más grande de la ciudad, superando a sus entonces competidores como “La Ciudad de México”, “El Nuevo Mundo”, y “La Ciudad de París”. Para 1948, el estilo parisino en la arquitectura iba perdiendo novedad, y la ciudad estaba en expansión, por lo que el magnífico edificio se demolió para ampliar la Av. Juárez. La tienda abrió sus puertas de inmediato, en un edificio diseñado al estilo “moderno”, totalmente inapetente y fácil de olvidar.

La tienda durante la barata de año nuevo 1924.

La tienda durante la barata de año nuevo 1924.

3. Cine Lux (1890’s-1948)

El Banco de Londres y México (luego Cine Lux), en sus mejores tiempos.

El Banco de Londres y México (luego Cine Lux), en sus mejores tiempos.

De estilo afrancesado, siguiendo las tendencias del Beaux-Arts, este edificio ubicado en la esquina de las calles Morelos y Pedro Loza, fue originalmente el Banco de Londres y México, construído alrededor de 1890 y obra del Ing. Charles Strange. No fue sino hasta 1913, que los hermanos José Luis y Benito Pérez Verdía fundaron en el edificio el “Cine Lux”, reemplazando al antes llamado “Cine Olimpia”, que con el tiempo fue el más importante y exclusivo de la ciudad. La demolición del edificio, en el infame año de 1948, fue para dar paso al proyecto de la Cruz de Plazas, de Ignacio Díaz Morales. En su lugar hoy se encuentra la Plaza de los Laureles, frente a catedral.

4. Hotel Imperial (1906-1950’s)

El Hotel Imperial, circa 1930. (Color por RevisionesGDL.com)

El Hotel Imperial, circa 1930. (Color por RevisionesGDL.com)

Originalmente llamada “Hotel San Francis”, ubicado frente al hermoso jardín de Aranzazú, fue proyecto de Manuel Aldrete Espinoza, y construido por el Ing. Charles Strange. Fue terminado en 1906, en un estilo ecléctico de tendencias europeas. Se convirtió de inmediato en el hotel predilecto de ricos y famosos en la ciudad, tanto por la calidad de sus acabados, como por su cercanía con la estación de ferrocarriles de San Francisco. El edificio fue también el primero de cinco pisos de la ciudad, sus vistas incomparables sólo superadas por aquellas que se obtenían desde lo alto de los templos tapatíos. Fue demolido en los 1950’s y reemplazado por un edificio que nunca recordaremos.

5. Chalet Ferreira (1900’s – 1960’s)

El Chalet Ferreira en los años 1920's

El Chalet Ferreira en los años 1920’s

Una de las más espectaculares casonas de la Colonia Reforma, el Chalet Ferreira estaba ubicado sobre el Boulevard Lafayette (hoy Av. Chapultepec), entre las calles de Lerdo de Tejada y Bosque (hoy Guadalupe Zuno). Construido al más puro estilo Inglés hacia 1910, la casa sufrió el destino de muchas otras mansiones de la zona, cuando a finales de los 1960’s llegó el “progreso” a la zona, y no existía (¿existe hoy?) conciencia histórica colectiva por la arquitectura de la ciudad. Actualmente sobre Chapultepec no sobrevive ninguna de las grandes casonas de antaño, al menos de ninguna de las más destacadas.

6. Chalet Nigg-Bell (1900’s-1950’s)

Chalet Nigg - Bell (color: RevisionesGDL.com)

Chalet Nigg – Bell (color: RevisionesGDL.com)

Otra interesantísima casona de principios del siglo XX, fue el llamado Chalet Nigg-Bell, ubicado sobre Lafayette entre López Cotilla y Vallarta, en lo que antaño fue la Colonia Reforma, la más elegante y prestigiosa de la ciudad. El edificio fue construido para el Sr. Juan Nigg, un francés avecindado en Guadalajara que, al regresar a Europa, lo vendió a los descendientes de Ricardo Bell, el famosos payaso que, se dice, fue la única personas capaz de hacer reír al Gral. Porfirio Díaz. Esta construcción destacaba por sus extensos jardines y magnífica escalera exterior. Fue sede del Casino Reforma y, en los fatídicos 1950’s, el edificio fue demolido para ser sustituido por un infortunado edificio de oficinas.

7. Hotel García (1897-1972)

El Hotel García, en una postal de 1910.

El Hotel García, en una postal de 1910.

También conocido como “Edificio Genoveva”, fue terminado a finales del siglo 19 en un estilo neoclásico, típico de los edificios norteamericanos de la época. Cuando se inauguró, era el más lujoso de la ciudad, y quizá lo fue hasta la aparición del Hotel Imperial nueve años después. El edificio estaba ubicado en la esquina de las calles Madero y Maestranza, y fue uno de los primeros hoteles de la ciudad en contar con baños individuales para cada habitación. A principios de los 1970’s, el arquitecto Alejandro Zohn proyectó para el Sr. Jaime Muldoon un edificio comercial con estacionamiento público, de 6 pisos de altura, en estilo brutalista, con estructura visible de concreto aparente. Eso selló el destino del edificio que durante más de 70 años adornó ese rincón de la ciudad.

8. Escuela de Artes del Estado (1894-1938)

El tranvía a su paso por Lafayette, frente a la Escuela de Artes y Oficios. Circa 1910.

El tranvía a su paso por Lafayette, frente a la Escuela de Artes y Oficios. Circa 1910.

Aunque la Escuela de Artes y Oficios ocupó muchos locales durante sus casi 100 años de existencia, el edificio situado sobre el Blvd. Lafayette en su cruce con la Av. Hidalgo es el que recordamos ahora. La Escuela fue originalmente establecida en 1841 para “prevenir los delitos por medio de la moralidad y el trabajo”. La Escuela atendía jóvenes de escasos recursos de hasta 16 años, enseñándoles varias disciplinas técnicas y artísticas. En 1914, los carrancistas tomaron el edificio, que fue devuelto a los padres Salesianos seis años después y que hasta 1938 fue conocido como el Colegio Salesiano del Espíritu Santo. Después de haber perdido en los 1930’s sus extensos jardines a la urbanización, finalmente el edificio central fue demolido alrededor de 1950. El inmueble, que databa de aprox. 1894, fue obra de Don Manuel Azpeitia y Palomar. Ahora allí tenemos el rascacielos de González Gortazar, la Torre Chapultepec.

9. Casa Glez. Hermosillo y Casa Pazos (luego Edificio La Nacional) (1890’s-1950’s)

La mejor imagen de las Casas González Hermosillo (izq.) y Pazos (der.) circa 1925.

La mejor imagen de las Casas González Hermosillo (izq.) y Pazos (der.) circa 1925.

Este par de edificios enmarcaban graciosamente la esquina de la Av. 16 de Septiembre y Prisciliano Sánchez. Originalmente, la casa González Hermosillo, obra del arquitecto italiano Angel Corsi, estaba emparejada con otra gran casona, la Casa Pazos. La primera destacaba por su torreón de cuatro plantas, que hacía juego con el belvedere de la segunda, de menor altura pero mejor hechura. Los dos volúmenes destacaban, haciendo parecer el cruce de estas calles como si estuviera en cualquier ciudad de Europa. La Casa Pazos cedió su lugar en los 1930’s al edificio de Seguros La Nacional, un ejemplo del estilo Art-decó de poca gracia, pero sobrio y elegante. La Casa Pazos era mejor edificio, pero el que la sustituyó no era para nada una obra indeseable. Como si lo fueron sus respectivos sustitutos, dos adefesios cincuenteros que nos recuerdan la poca sensibilidad estética de los tapatíos de la época.

16 de sept

La Casa Pazos cedió su sitio al Edificio La Nacional, demolido en 1948 por el proyecto de ampliación de la Avenida 16 de Septiembre.

10. Escuela Constitución (luego Escuela de Música de la UdeG) (1915-1980)

La Escuela Constitución recién inaugurada. Esta imagen es su facahada principal, por la Avenida Tolsa (hoy Enrique Díaz de León).

La Escuela Constitución recién inaugurada. Esta imagen es su facahada principal, por la Avenida Tolsa (hoy Enrique Díaz de León).

Ninguno de los edificios aquí mencionados enfrentó realmente la oposición de la población general por su destrucción, con excepción de este. La Escuela Constitución ocupó la manzana entera entre la Av. Vallarta, Pedro Moreno, Tolsa y Escorza. Sirvió como escuela primaria, y construída para complementar al ahora Paraninfo, llamado entonces Escuela Reforma. Sirvió luego como Palacio de Justicia y finalmente como la Escuela de Música de la Universidad de Guadalajara. Esto hasta 1980, cuando por órdenes del entonces rector Jorge Zambrano Villa, se dio el famoso “sabadazo”. En la madrugada, un grupo de mercenarios de la demolición se encargó de destruir parcialmente el edificio. Pese a la oposición y denuncia popular, las máquinas terminaron su trabajo. Hoy en día, aquí se encuentra el edificio de Rectoría de la Universidad, un logro arquitectónicamente funesto.

 

11. Penal de Oblatos (1932-1984)

La entrada principal a la Penal de Oblatos

La entrada principal a la Penal de Oblatos

Un año antes de la demolición de la Penal de Escobedo, en 1933, comenzó a operar la nueva penal de la ciudad, ubicada donde ahora se encuentra la Calle 58. Su construcción, con un estilo neo-medieval asemejando a un castillo, no era muy académico, pero la planta de la prisión fue planeada al estilo panopticón, muy en voga en esas épocas y cuya función era tener una visual de todos los reos de un sólo punto. Así un sólo guardia podía supervisar visualmente a un gran número de prisioneros. El crecimiento de la ciudad durante la posguerra, sin embargo, pronto alcanzaría a la prisión, que estuvo planeada para estar en las afueras de la misma. Nadie quiere vivir junto a los prisioneros, así que en 1984, a pesar de algunas protestas aisladas, la prisión fue demolida, y los reos se mudaron a la penal que hoy conocemos como Puente Grande. Un motín poco antes de su clausura selló el destino de la prisión, cuyo edificio bien pudo haberse convertido en Hospital, escuela, o museo.

Un plano de la disposición en planta de la prisión, conocido como estilo "panopticón"

Un plano de la disposición en planta de la prisión, conocido como estilo “panopticón”.

12. Mercado Libertad (1928-1956)

El Mercado Libertad en los 1940's

El Mercado Libertad en los 1940’s

Ha habido tres Mercados Libertad: El primero, fue construido en 1888 y demolido en 1928. El segundo, del que hablamos, fue diseñado por el reconocido arquitecto Pedro Castellanos Lambley, abrió sus puertas en 1928. Era de un estilo ecléctico, combinando elementos coloniales con moriscos, muy en boga en los años 20’s en la ciudad y tuvo una corta vida de tan sólo 28, cuando fue reemplazado por le edificio actual, obra del también reconocido arquitecto Alejandro Zohn. El Mercado de Castellanos, que también diseñó el ingreso al Parque Agua Azul más hacia el sur, armonizaba con el contexto histórico del centro y era rico en detalles como azulejos, canteras y elementos decorativos.

13. Mercado Corona (1910-1963)

El Mercado Corona en una imagen de 1953 (color digital por RevisionesGdl.com)

El Mercado Corona en una imagen de 1953 (color digital por RevisionesGdl.com)

Otro mercado famoso por haberse construido, demolido y reconstruido varias veces es el Corona. Ubicado sobre la Av. Hidalgo, el mercado fue inaugurado en su lugar actual en 1891 por el gobernador Ramón Corona (hablemos de ago, ponerle su nombre al mercado…) Luego de un incendio en 1910, el mercado fue reconstruido. Permaneció así hasta 1963, cuando otro incendio destruyo sus interiores, pero conservó su fachada de cantera. Perfecta excusa para que el gobernador Medina Ascencio ordenara la demolición total del inmueble y su reconstrucción, con una estructura que permaneció “afeando” el paisaje del centro hasta que en 2014 otro incendio la consumió. Este año abrió el cuarto mercado corona, más feo que nunca, y veremos cuanto dura “afeando” el centro esta nueva versión.

14. Estación de San Francisco (1888-1958)

Una postal norteamericana de principios del siglo XX muestra la plaza de la estación, con el edificio terminal a la derecha.

Una postal norteamericana de principios del siglo XX muestra la plaza de la estación, con el edificio terminal a la derecha.

El presidente Porfirio Díaz inauguró en 1888 con bombo y platillo, la llegada del ferrocarril a la ciudad de Guadalajara. Ubicada en lo que ahora es la Av. 16 de Septiembre (antes calle de San Francisco) y la calle de Ferrocarril,  tenía 4 vías y estaba en lo que en esa época eran las afueras de la ciudad (¡hoy en día lo consideramos parte del centro!). Los alrededores de la estación se llenaron de comercios y hoteles, entre los que estaban el Cosmopolita, el Imperial, Roma, García, y otros. En 1948 la estación estorbaba la ampliación de la Av. San Francisco que se cambiaba de nombre a 16 de Septiembre, por lo que se ordenó la construcción de una nueva estación de ferrocarril, en el lugar donde se encuentra actualmente. ésta fue inaugurada en 1960, en una época donde los ferrocarriles habían dejado de ser hace mucho tiempo el medio de transporte predilecto de la población.

15. La antigua Calzada Independencia (1910-1940’s)

La  Calzada Independencia en 1940 (color digital por RevisionesGdl.com)

La Calzada Independencia en 1940 (color digital por RevisionesGdl.com)

El gobernador Miguel Ahumada ordenó a principios del siglo 20, entubar el Rió San Juan de Dios que cruzaba el centro tapatío, por razones de urbanismo, higiene y “progreso”. Esto dio paso a la creación de la que entonces sería la Avenida más grande y ancha de la ciudad, la Calzada Porfirio Díaz. Así se llamó al principio en honor al presidente y amigo del coronel Ahumada. Después de la revolución, cambió de nombre al de Calzada Independencia. El proyecto contemplaba un boulevard estilo Parisino, con camellones, fuentes y grandes árboles. La mentalidad de posguerra y de arquitectos urbanistas como Díaz Morales llevó a quitar el camellón, ampliar los carriles para darle preferencia al automóvil, y convertir lo que era realmente un “paseo” en una avenida de rápida circulación. En los 1960’s la Calzada ya no tenía nada que ver con el proyecto original, se había convertido en el centro comercial de la ciudad. Para los 1970’s la zona estaba en decadencia por la apertura de las plazas comerciales y el movimiento de demográfico hacia fuera del centro. Hoy, el macrobus terminó de convertir esta arteria en algo que ni Ahumada ni Diaz Morales reconocerían a primera vista.

La Calzada Independencia en los años 1920's.

La Calzada Independencia en los años 1920’s.

Anuncios

35 Respuestas a “Los Edificios que Guadalajara Extraña

  1. Excelente post, aunque también añadiría a la lista el templo de La Soledad y el palacio de los Cañedo.

    En cuanto al hotel García me sorprende que siendo desmantelado en 1970 no haya fotografías de esa época de él.

    • Definitivamente. Quise limitar a 10 edificios, pero hubo muchos que faltaron. Ciertamente la Penal de Oblatos pudo haber encontrado un uso alternativo como museo, hospital, casa de asistencia social, etc.
      Un sinnumero de casonas y chalets pudieron incluirse tambien; pude haber mencionado la antigua Estacion de San Francisco; el Parque Agua Azul con su lago y sus fuentes; el Mercado Juárez y el Corona.
      Pero Guadalajara todavía tiene buenas obras que hay que preservar, otras rehabilitar. Pero a quien mas hay que rehabilitar es a la gente para que respete la ciudad y haya progreso respetuoso.

  2. Está bueno, pero se centraron en edificios de finales del siglo XIX y la mayoría edificios fastuosos, deberían de especificarlo en la nota.

    • Me centre en los edificios que en mi opinión eran los más valiosos, y de los cuales existen archivos fotográficos para poder conocer de lo que se está hablando. Saludos!

      • Por supuesto, y es una buena elección, pero creo que cabía una aclaración de valiosos por su arquitectura, impacto y fastuosidad en su época. Muy buena recopilación. Saludos.

  3. Guadalajara debe haber sido una ciudad imponente con tantas construcciones tan hermosas, como las que nos comparte.
    Si ahora es “bonita”, en aquellos tiempos ha de haber sido espectacular!!
    Lástima que no se hayan conservado, ni valorado estas joyas arquitectónicas.

  4. me gustaria que hablaras del puente o paso de las damas donde hoy es av la paz. y sacaras otro top 10. gracias

    • ESTOY MUY DE ACUERDO CONTIGO, que falto el palacio de los CAÑEDO, en este NACIÓ MI PADRE vivió su infancia y es el último que sigue con vida , tiene 92 años y está completamente sano de su mente y aún recuerda todas sus vivencias en esa CASA ! Su nombre de él es JUAN DE DIOS CAÑEDO CAÑEDO ! Sus padres eran CAÑEDO, que fue donde las dos de las 3 ramas, se juntaron al casarse !

  5. WOW! No tengo palabras que increíble! No me imagino que cosas tan hermosa era mi Guadalajara, que lástima y me parece increíble como no existía conciencia cultural o mínimo admiración a la belleza de esos edificios para que así de fácil los derrumbarán y suplieran por cosas taaaan insignificantes arquitectónicamente. Muchas gracias por esta recopilación que nos permite conocer e imaginar como era nuestra bella ciudad hace años. Me quedo impresionada, con una sonrisa pero también con el corazón apachurrado de saber que esos edificios tan hermosos ya no forman parte de la hermosa Guadalajara.

  6. tanta historia perdida
    cuidado con tanto funcionario bandido que no tiene el minimo de capacidad y si mucha corrupcion esa gente que dizque cuida el patrimonio

  7. ¡Lamentable lo del “Zambranazo”! Un amigo de mi padre que estudiaba música cuenta que ese edificio era muy querido por todos (alumnos, maestros, y demás personas que apreciaron su valor y belleza arquitectónicos). Demolieron el edificio durante la noche, sin el consentimiento de nadie (así como los dirigentes saben hacer las cosas); cuando los alumnos llegaron al día siguiente a clases, aquéllo era un lote baldío.

    • A Zambrano Villa deberían de quitarle el título de arquitecto, ya que los verdaderos arquitectos, saben apreciar el arte, y este edificio era una verdadera obra de arte y en su lugar construyó un edificio que parece una caja, qué vergüenza!

      • No sabía quien había sido el culpable de este crimen hecho al patrimonio cultural de la ciudad y de sus habitantes. Debería dársele un castigo y poner una placa, afuera del edificio actual, que informe quien fué el que mandó demoler esta obra de arte.

  8. Simplemente espectacular, lástima que ya no existan estas construcciones tan hermosas, pero todavía en nuestra ciudad, por decir, en la Colonia Americana, Ladrón de Guevara, Avenida Vallarta, Libertad, Pedro Moreno, etc. aún existen residencias que son una verdadera obra de arte, y no digamos la casa francesa de Avenida La Paz, que bien amigo por tan buen reportaje, espero hagas una segunda o tercera parte de estas casas que te comento.
    Saludos!!!

  9. Quien era el Ing. Charles Strange? Existe bibliografía de su paso por esta ciudad? Aquí vivió? Hay decendencia? Bueno, se queda uno con ganas de seguir conociendo la historia que nos desmenuzan…saludos.

    • Hola Germán,

      El ingeniero Strange nació en 1865 en Ohio. Fue superintendente de la ciudad de Akron, y luego se mudó a Guadalajara donde construyó, entre otros este edificio y la casa Braniff (hoy restaurante Cazadores) en Chapala.

  10. Gracias Revisiones GDL por tan interesante aportación.
    Mi familia también estuvo presente en el desarrollo de Guadalajara, desde la instalación de pisos en las banquetas (Mosaicos Granada) hasta la construcción
    de hermosos edificios como el que ocupa ahora la Recaudadora 01. Edificio construido por mi abuelo y su hermana Mariana De Velasco (a través del Ing Ugarte) para su tienda “Almacenes de la Ciudad de México que tenían en Ciudad Guzmán. Lamentablemente secuestraron a mi tía y toda la familia se mudó a la Ciudad de México. Entonces decidieron rentar el edificio a unas amistades de origen francés donde abrieron los almacenes “El Nuevo Mundo”.
    Afortunadamente este edificio se conserva hasta la actualidad, por lo menos la fachada.
    Te mando un abrazo afectuoso,
    Luiggi De Velasco.

  11. Que tal
    Tengo algunas dudas en cuanto a la penitenciaria de escobedo creó que tengo mi negocio en todavía una pequeña parte de lo que fue alguna ves esta prisión pero no tengo la certeza y me gastaría saber y compartir más datos específicos de la ubicación mi negocio es un estacionamiento público que se encuentra sobre federalismo entre Morelos e hidalgo con una entrada por puebla en esta última tengo unos muros enormes y una estructura que podría similar algo y definitivamente los encuentros que emos tenido últimamente algo raros
    Saludos cordiales esperó seguir en contacto

  12. Que tal.

    El dia de hoy por casualidades del destino tuve que ir a los almacenes de SIOP ubicados en la calle 2 # 2735 que se convierte tambien en la calle cañas por el alamo industrial. Con sorpresa descubri un edificio de dos y tres plantas que segun me dijeron los que ahi trabajan, tiene una antiguedad de 100 años. Me dijeron que fue un hospital para leprosos, tuberculosos y de viruela roja.
    Ya trate de buscar informacion sobre el edificio pero fue en vano.
    Sabras algo sobre este edificio (que por cierto lo tienen muy bien conservado)?

    Saludos y gracias.

  13. Acerca de la 2da. Foto. Suponiendo que es de 1948, la chica que camina hacia el Norte por la acera de la izquierda; su indumentaria, el vestido tan corto, el corte de su pelo, no me parecen propios de la época….se ve como de finales de los 50 principios de los 60. Y todo en su entorno, las personas que están en la calle se ven de una época muy anterior a como ella se vé….me parece algo extraño.

  14. En la foto 2, la chica que camina hacia el norte por la acera poniente, no parece pertenecer a la época en la que fue tomada la fotografía…..El estilo del corte de su cabello, su falda corta, sus zapatos, el cinturón. Su atuendo mas bien parece de principios de los 60; no sé que opinen. Saludos.

  15. Pingback: Ficha: Prisciliano Sánchez 323 | Revisiones de Guadalajara·

  16. Qué buen trabajo y que interesante. Nunca imaginé que en Guadalajara pudiesen existir ese tipo de edificios. Qué lástima que se hayan perdido en pro de la “modernidá”. Al respecto les recomiendo el compendio de obra del siglo XIX de Isaac Katzman. Saludos desde el DF

  17. ! Hola buenas noches ! … ¿ Me puedes ilustrar sobre el primer convento de Guadalajara que está en el Centro Histórico ? … Me parece que hoy es un restaurante “La Fonda de San Miguel Arcángel” donde se aprecia un estilo colonial muy tradicional, hasta con leyendas e historias reales de la época en que se construyó … Agradezco de antemano la atención a este mensaje. Felicito a quien se le ocurrió abrir este foro tan ilustrativo de la bella Perla Tapatía.

  18. Pingback: B1. Memorias y ciudad. – Memorias·

  19. Felicitaciones, excelente recopilación y comentarios alusivos. El trabajo debe continuar con la aportación de todos, con carácter propositivo. Muchas gracias por su atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s