FICHA: Morelos 86 – Casa Alatorre

Guadalajara Romántica / Centro Histórico

MORELOS 86

Casa Alatorre

Esquina con el Callejón del Diablo

Arquitecto: Antonio Arroniz Topete
Cliente: D. Luis Alatorre
Año de construcción: 1897

Con el sello característico de la obra del Ingeniero Arroniz Topete, esta casa de finales del s. XIX, de ladrillo rojo y cantera, es una de las pocas construcciones de la época que se salvó de la masacre del centro histórico producto de la creación de la Cruz de Plazas en los años 1940’s y la Plaza Tapatía en los 80’s. La finca fue construida posiblemente en los últimos años del siglo XIX, para D. Luis Alatorre como casa habitación.

La casa originalmente tenía una planta casi cuadrada con patio al centro. Con la construcción de la Plaza tapatía perdió su lado norte, y hoy la planta queda en forma de “U”. Lo que quedó de la construcción se encuentra, afortunadamente, en excelente estado, conservando muchas de sus características originales. Lo más notable es el ladrillo rojo y cantera negra de su fachada, sello típico de la obra del Ing. Arroniz (véase: Zaragoza 224). El ladrillo semi-almohadillado de la finca le da una textura interesante, y combinado con las columnas adosadas de cantera, rompen la horizontalidad del edificio, que parece más alto a pesar de tener una sola planta.

Destaca en la composición de la fachada, la portada neoclásica, con un interesante pedimento con prominente corniza y mutulas. En el frizo, la fecha “1897” se lee, año de construcción de la finca. Otro elemento, quizá el más visible de la casa, es la balaustrada de cantera, con grandes macetones de piedra rematando cada columnata, y un grupo de cuatro en la única esquina de la casa. Supongo que la esquina nor-poniente, destruida tiempo atrás como ya mencionamos, también la tuvo. Este estilo es similar a otra casa de Arroniz, la de Liceo 306. Al interior de la finca, destacan los arcos del patio, compuestos por tres semi círculos que nos recuerdan al estilo gótico veneciano. Algunas puertas también son originales, desafortunadamente el piso no lo es.

La casa, luego de servir su función de residencia del señor Alatorre, fue sede del Patronato del Agua, y de la Dirección de Educación Federal. Hoy en día y desde los años 1980’s, funciona como restaurante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s